viernes, 24 de noviembre de 2017

El lenguaje de las flores, Vanessa Diffenbaugh

TÍTULO: EL LENGUAJE DE LAS FLORES
TÍTULO ORIGINAL: THE LANGUAGE OF FLOWERS
AUTORA: VANESSA DIFFENBAUGH


A los dieciocho años, tras una vida entrando y saliendo de numerosos hogares de acogida y pisos tutelados, Victoria Jones está obligada a emanciparse por ley. Se ha convertido en una joven introvertida y arisca, y sólo en su pasión por las flores se vislumbra un camino de salvación.

Finalmente, tras encontrar trabajo en una floristería, se cruza con un joven a quien conoció diez años antes, durante la época en que vivió en casa de Elizabeth, una madre de acogida que le enseñó el lenguaje de las flores. El misterioso joven conoce un secreto que atormenta a Victoria, aunque sólo ella puede arreglar cuentas con el pasado.

Así, Victoria, que es capaz de expresar los sentimientos de los clientes con hermosos ramos, deberá aprender a interpretar sus propias emociones, la única manera de deshacerse del enorme peso que arrastra desde niña y que le impide encontrar la felicidad.

(Fuente: Ediciones Salamandra Ficha completa aquí)

OPINIÓN PERSONAL

Comencé esta lectura casi a ciegas y me he llevado una grata sorpresa. Yo no conocía este libro, pero un día que fui a la biblioteca de mi ciudad y la bibliotecaria me recomendó darle una oportunidad porque según ella era una historia especial y creía que podría resultarme interesante. Apenas me dio pistas sobre la trama, pero logró intrigarme y me lo llevé. Aunque para mí tiene algunos fallos, me ha gustado y no dudaría en animaros a darle una oportunidad

Las primeras páginas son uno de los dos motivos por los que le restaré puntuación a esta novela, ya que me parecieron un poco confusas y Victoria, la protagonista, parece más mala de lo que realmente es. Conocemos a Victoria el día en que cumple 18 años y abandona el hogar tutelado en el que ha estado durante 8 años. Ahora va a ser trasladada a un hogar de tránsito para así tener una vivienda en lo que busca un trabajo y se integra en la sociedad. Justo después, la narración retrocede a cuando Victoria tenía 9 años y fue llevada a vivir con Elizabeth, una mujer interesada en adoptarla. Este primer flashback me dejó descolocada, pues al inicio del capítulo no había nada que indicara que se había retrocedido en el tiempo y cuando Victoria dijo su edad, lo primero que pensé fue "¿y esto a qué viene ahora?". Lo bueno es que, una vez que me adapté a esto, me enganché completamente a la lectura. A lo largo de todo el libro, los capítulos se van alternando entre el pasado y el presente para que entendamos qué sucedió entre Victoria y Elizabeth y por qué no fue adoptada finalmente por ella. Además, en el presente las cosas no son nada fáciles para Victoria y se nota fácilmente que su pasado la atormenta.

La parte relativa a la convivencia de Elizabeth y Victoria te atrapa. Antes de llegar a vivir con Elizabeth, Victoria cuenta que previamente ha estado en 32 casas de acogida, pero que siempre le ha ido mal. Tiene fama de ser una niña problemática y con un carácter difícil y parece que Elizabeth es su última oportunidad. Elizabeth es una mujer muy buena, pero eso no significa que le consienta todo a Victoria y que no la reprenda por sus malos modales. Aunque intenta ayudar a Victoria, ella no se lo pone nada fácil y parece imposible que la convivencia pueda funcionar, pero cuando Elizabeth empieza a enseñarle el lenguaje de las flores, parece que todo se calma ligeramente, aunque tal vez, eso solo sea el principio del fin....

El lenguaje de las flores es algo de lo que yo había oído hablar, pero de lo que apenas sabía nada. Resulta que cada flor tiene un significado y se pueden mandar mensajes gracias a ellas. Cuando alguien realmente siente pasión por algo, ¿no os encanta escucharle hablar sobre ello?. No en plan que os suelte datos a diestro y siniestro y roguéis al cielo para que esa persona se calle porque no os deja hablar y parece que os esté dando clase. Me refiero a cuando se nota la pasión que siente por ese tema y habla de ello de manera humilde, como si fuera una parte más de su persona y hasta parece tener timidez en explicarlo. ¿Se entiende lo que quiero decir? Pues eso es lo que a mí me transmitían Elizabeth y Victoria (en el caso de ella, tanto en su infancia como siendo adulta). Cuando Elizabeth comienza a darle las primeras nociones sobre el tema a Elizabeth, me hubiera encantado entrar dentro del libro y ver las flores y aprender yo también. Aclaro que yo soy nula en lo referente a distinguir flores, conozco las típicas, pero nada más. Pero de verdad, es libro habla sobre ellas de un modo muy ameno y no me aburrí en ningún momento. 

Respecto a lo que le sucede a Victoria en el presente, es fácil intrigarse por saber qué va a ser de ella. Ella no quiere seguir viviendo tutelada por nadie, así que se escapa del hogar al que es llevada y pasa por auténticas penalidades, pero su pasión por las flores es clave para que encuentre un poco la luz al final del túnel. Eso sí, su carácter es igual de arisco a cuando era una niña y eso hacía que yo sintiera que ella se buscaba las complicaciones que le surgían. Aquí, los personajes más importantes que se relacionan con ella son una florista y un misterioso chico que parece conocer el lenguaje de las flores y que lo utiliza para mandarle mensajes a Victoria, cosa que a ella la enfurece, pero pronto se dará cuenta de que puede que este chico no haya llegado nuevo a su vida, sino que ya le conozca de antes...

La alternancia entre el pasado y el presente es todo un acierto. La autora sabe mantener la intriga sobre lo que pasará hasta casi el final y yo no podía parar de leer, a veces deseaba saber más del presente, pero luego me encontraba a mí misma haciendo teorías sobre lo que le sucedió a Victoria en el pasado y entonces deseaba con ansias acabar el capítulo del presente para volver al pasado y saber qué iba a suceder allí. 

En cuanto a los personajes, Victoria es quien centra la atención en todo momento, pero Elizabeth, el chico misterioso y Renata (la florista a la que Victoria conoce en el presente) son también fundamentales. El romance es muy sutil en esta historia, pero a mí me pareció bonito, aunque la personalidad autodestructiva de Victoria y su creencia de que no merece ser feliz lo estropean todo en más de una ocasión. No solo en la parte romántica, sino en todo. A veces me resultaba increíble que no viera todas las cosas buenas que podía lograr. Aunque lo que más se cuenta de su vida estando acogida es lo que vivió con Elizabeth, de sus otras experiencias en hogares de acogida se habla también un poco, no demasiado, pero para mí fue lo justo y necesario para entender qué hizo que se volviera tan desconfiada. 

La trama no es previsible, no es fácil adivinar qué sucederá y hay algunos giros argumentales que no me esperaba. Una vez te metes de lleno en la historia, quieres avanzar y pasas las páginas sin apenas darte cuenta.

El desenlace es el otro motivo por el que le resto puntuación. Debido a las circunstancias que se dan, yo esperaba mucho más de los personajes y no vi bien que no se dieran conversaciones más largas. No sé, yo creía que la culminación iba a ser más impactante o emotiva, pero es como si hubieran llegado a un punto en el que no pudieran evolucionar más. 

Aún así, si buscáis una lectura entretenida en las que los personajes no son perfectos y no cumplen tópicos, os recomiendo darle una oportunidad

Como detalle, al final del libro se incluye "El diccionario de flores de Victoria", que es un listado de 8 páginas con los nombres de diversas flores y su significado.

Valoración del libro: 8/10 "Con un comienzo que no me hacía tener grandes expectativas, es una historia que acabó atrapándome y cuya narración es de esas que te envuelven y no te sueltan. Sin ser perfecta, logra sorprender en algunos aspectos y hace que veas las flores con otros ojos"

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

martes, 21 de noviembre de 2017

Mujercitas, Louisa May Alcott

TÍTULO: MUJERCITAS
TÍTULO ORIGINAL: LITTLE WOMEN
AUTORA: LOUISA MAY ALCOTT

Este delicioso y emotivo relato narra la historia de la señora March y sus cuatro hijas: sus enamoramientos, sus aspiraciones intelectuales, sus complicaciones, su vida. 

Con una fina descripción de caracteres, muestra el crecimiento de estas niñas poniendo gran énfasis en el espíritu de la libertad individual, inusual para una época en que la mentalidad estaba dominada por un ideal romántico puritano.



OPINIÓN PERSONAL

Ya antes de empezar a opinar sé que mucha gente estará en desacuerdo conmigo, pero este libro se me hizo eterno y no puedo decir que me gustara. Yo no he visto ninguna de sus adaptaciones al cine ni a la televisión, pero hace tiempo (bastante, yo diría que tengo el libro desde hace como mínimo 5 años) la editorial Edimat puso a la venta varios clásicos a un precio bastante asequible y no me resistí a coger éste. Os juro que lo empecé realmente animada, con las expectativas muy altas, pero no llevaba ni 50 páginas y ya sentía que había cometido un error al decidir realizar esta lectura. 

Mi edición tiene 294 páginas, pero las primeras 26 están dedicadas a explicar el contexto cultural e histórico en el que fue escrito el libro y también proporcionan un resumen de  la vida de la autora. Además, hay una pequeña cronología que va desde 1832 (año de nacimiento de Louisa M. Alcott) hasta 1888 (año en que muere Louisa M. Alcott) y que destaca los sucesos más relevantes durante ese periodo de tiempo. Esa parte me agradó, ya que sentí que así entendería mucho mejor lo que sucediera en la novela. 

Pero una vez "Mujercitas" dio comienzo, vi que el problema es que los personajes y yo no congeniábamos

Las primeras páginas me resultaron algo bruscas, no parecía que fuera el inicio de un libro, sino que ya conociéramos de sobra a los personajes. 

Se ve que la autora pensó lo mismo y a las 4 páginas hace paréntesis en la trama para hacer una breve descripción de Meg, Jo, Beth y Amy, las cuatro hermanas protagonistas. La mayor, Meg, tiene 16 años y la menor, Amy, 12. 

Viven con su madre, pues su padre se encuentra con el ejército ejerciendo de capellán y no es que se relacionen con mucha gente, pero al mismo tiempo da la impresión de que se llevan bien con todo el mundo. 

Lo que a mí me irritó desde el principio es su obsesión por ser perfectas y las lecciones de moralidad que se dan a cada segundo. Yo no digo que esté mal querer ser una persona que no cometa errores, pero resulta irreal armar un drama cada vez que se tenga un pensamiento un poco egoísta. Cada vez que desean algo material o tienen una actitud despreocupada, su madre se las ingenia para hacer que entiendan que eso está muy mal. Incluso hubo un momento en el que la familia necesitaba dinero y una de las chicas se había gastado una parte de lo que había ganado con su trabajo y se puso a culparse como si hubiera arruinado a la familia. Entiendo que en la época en la que este libro fue escrito tal vez predominaran esos pensamientos en una parte de la sociedad, pero a mí me resultan surrealistas y me extrañan. 

La acción se centra en un año en la vida de las protagonistas y no es que sea trepidante. Hay algunos momentos más llevaderos que otros, pero la gran mayoría me aburrían. Normalmente, cada capítulo se centraba en que las chicas tuvieran alguna actitud incorrecta y que al final las cosas se volvieran en su contra para que así aprendieran que no debían ser materialistas, perezosas, malas hermanas, etc. Pero aparte de eso, poco más pasaba.  Las hermanas son muy similares entre sí en algunos aspectos, las que más destacan son Jo y Beth, la primera por sus ganas de rebelarse en ocasiones contra lo establecido y la segunda por su dulzura. 

La aparición y posterior incremento de relevancia de Laurie y de su abuelo, el señor Laurence, animan la trama. Ellos son vecinos de la familia March y tras una serie de circunstancias, su amistad con ellas empieza a incrementarse. Me gustó especialmente el señor Laurence, pues parece un hombre duro al principio, pero luego se comporta de manera muy amable y hasta resulta enternecedor. 

El resto de personajes secundarios van y vienen, aportan lo justo y, al menos para mí, ninguno destacó en exceso. 

Además, no hay misterio en ellos, o son muy malos o son muy buenos, por lo que es fácil predecir cómo se comportarán a cada instante. 

Mi desgana en la lectura fue aumentando cada vez más y eran pocos los capítulos que lograban engancharme, aunque reconozco que el último tramo de la novela estuvo mejor y las últimas 40 páginas aproximadamente me las leí casi de un tirón. 



Con el desenlace me quedé realmente insatisfecha, pero luego me enteré que es que hay una continuación titulada "Aquellas mujercitas". Creo que sobra decir que no pienso leerla, pero lo digo sobre todo para aclarar que mi ejemplar no contenía esa parte, ya que he visto mencionar que algunas ediciones traen ambas obras. 

De verdad, sé que hay muchas personas que adoran esta historia y lamento no haber acabado pensando de igual forma, pero como siempre digo: es imposible que un libro le guste a todo el mundo

Hay múltiples adaptaciones de esta historia. Probablemente, una de las más conocidas sea la película de 1994 que tuvo como protagonistas a Susan Sarandon y a Winona Ryder entre otras. Hay una nueva versión que en teoría será estrenada en la BBC en las navidades de este año. En este enlace de Sensacine.com podéis ver algunos datos. Si alguien ha visto alguna de las adaptaciones y quiere dar su opinión en los comentarios, por mí encantada, tal vez alguien logre que me anime a ver alguna

Valoración del libro: 4/10 "Una historia que no ha conseguido atraparme en ningún momento. A pesar de sus buenas críticas, lamento decir que a mí me ha parecido que los personajes se obsesionaban demasiado por lograr la perfección y eso les hacía irreales e irritantes en algunos momentos. Algunos capítulos me gustaron, pero en general me costaba mucho mantener la atención".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

viernes, 17 de noviembre de 2017

Cada vez que llueve, Lisa De Jong

TÍTULO: CADA VEZ QUE LLUEVE
TÍTULO ORIGINAL: WHEN IT RAINS
AUTORA: LISA DE JONG


Kate Alexander es una adolescente que vive en Carrington, un tranquilo pueblo de Estados Unidos, donde sueña con acabar el instituto e ir a la universidad. Pero una noche lluviosa, su vida cambia de forma dolorosa y ya nada vuelve a ser igual. 

Cuenta con el apoyo incondicional de su gran amigo Beau Bennett, compañero de infancia. Pero él quiere algo más y Kate no puede dárselo, tampoco puede contarle lo que ocurrió aquella noche. Sencillamente, está paralizada…. 

Cuando Beau se marcha a la universidad, Kate se siente muy sola. Hasta que llega Asher Hunt, un joven de ojos seductores y sonrisa arrogante, que le hará olvidar el dolor que la ha mantenido cautiva durante tanto tiempo. A pesar de los consejos de la gente, Kate no puede evitar acercarse y abrirse a él. ¿Será él la esperanza que necesita? ¿Su salvación? ¿O la volverán a herir?

(Fuente: Titania Ficha completa aquí)

OPINIÓN PERSONAL

Tenía muchas expectativas con este libro y me alegra poder decir que se han cumplido. Aunque deseaba leerlo desde su publicación, no lo pude conseguir hasta hace poco y no me resistí a empezarlo de manera casi inmediata. No es perfecto, pero me mantuvo enganchada en todo momento y lo leí en apenas un día y medio. 

La protagonista de esta historia es Kate, una adolescente que vivía feliz hasta que una noche un desgraciado se cruzó en su camino y le destrozó la vida. Puesto que en el prólogo se cuenta lo que le sucedió a Kate, no le veo sentido a ocultarlo en esta reseña, así que hablaré claro: fue violada por un compañero de su  mismo instituto. La descripción que se realiza de este hecho es dramática y se transmite la crudeza de la situación, pero la autora no se excede dando detalles desagradables. Este suceso dejó en Kate una huella profunda y fue incapaz de contárselo a nadie. Ahora, 2 años más tarde, Beau, su mejor amigo, se va a marchar a la universidad y Kate se entristece ante la idea de perder al que ha sido su apoyo. Él no sabe lo que le pasó, pero sí que notó cómo Kate cambió repentinamente de un día para otro y le duele marcharse a vivir lejos. 

En su despedida, las cosas entre él y Kate se complican porque Beau no parece aceptar que Kate solo le quiera como amigo, pero Kate siente que él merece algo mejor y por eso cree que ésta será una buena oportunidad para que Beau la olvide. Es innegable que las primeras páginas son muy duras, no solo por la agresión que sufre Kate, sino también por el dolor que transmite y la manera en que se culpa de lo sucedido. En ese aspecto, el libro me pareció muy realista, y es triste ver cómo alguien se culpa por algo de lo que es completamente inocente y encima tiene que afrontar que el verdadero y único culpable no pagó por lo que hizo.

La llegada de Asher a su vida empezará a cambiarlo todo, pero los temores y miedos de Kate harán que para ella no sea fácil aceptar que realmente merece ser feliz.

Asher es uno de esos personajes que te enamoran desde el primer momento, o al menos conmigo se puede decir que lo logró. Tiene un carácter amigable, se nota que no le van las tonterías y no pretende entrometerse ni imponerse. Me encantó cómo intentó que Kate confiara en él poco a poco y la manera en que respetaba sus límites.

Pero aún así, se nota que su personaje esconde secretos y eso será cada vez más relevante a medida que el libro avance....

En cuanto a Kate, no es un personaje plano, se va notando una evolución en ella y es muy fácil empatizar con sus sentimientos. Mi gran queja respecto a ella tiene que ver con el final, pues no me pareció coherente su actitud y sentí que se precipitó.

Además de ellos dos, Beau también tiene su relevancia en esta novela, pero no me cayó bien. No es un mal chico, no tiene un lado oscuro, es un buen amigo.... pero es un pesado. En serio, es el tercero en discordia y esto sobraba. Me da igual que sea un buenazo, cuando le llevan la contraría se comporta como un niño caprichoso.

Los otros personajes secundarios aportan lo justo, Kate y Asher se llevan casi todo el protagonismo y se agradece que no hayan demasiadas distracciones.

La trama tiene una parte romántica importante, pero no se puede decir que sea previsible. Hay un giro argumental muy importante y dudo que se pueda adivinar con antelación. Se puede intuir que algo va a suceder, pero creo que es complicado saber el qué. Lo sucedido me impactó tanto que hasta lloré y os aseguro que no es fácil que un libro logre eso conmigo.

Frase de "Cada vez que llueve"
(haz click para ampliar)
Para mí, hay principalmente 2 puntos negativos que son los que me hacen restarle valoración al libro: los instantes iniciales del romance y el desenlace. Me hubiera gustado que se profundizara más en la conexión que surge entre Kate y Asher, pues me pareció ligeramente precipitada, y que en las últimas páginas la autora no hiciera un cierre a la prisa en el que resultan muy poco creíbles las decisiones que se toman. Si eso hubiera pasado en un espacio temporal más amplio, creo que no me hubiera importado, pero siendo tan rápido, se podría decir que me molestó.


Cuando acabo una lectura, mi primer pensamiento no suele ser "quiero releer esta obra", ya que por mucho que me pueda gustar, no le veo interés a leer lo mismo otra vez en poco tiempo. Con "Cada vez que llueve" ha sido al revés, realmente me planteo darle una nueva oportunidad en los próximos meses. ¿Por qué?  Leí esta novela de una forma adictiva y eso hizo que no me parara demasiado a reflexionar en ciertos sucesos, por eso quiero hacer una relectura y analizarlos más.

Además, hay frases muy bonitas y otras muy tristes, pero todas forman una buena combinación y te hacen disfrutar más de la narración. Por eso quiero realizar una relectura y prestarles más atención.

Eso sí, no sé si es cosa de la traducción o también en la versión original en inglés sucedía lo de que se diga que algo es "super injusto", "corazoncitos", "besitos"... No es que esas palabras tengan nada de malo, pero no me encajaban con los personajes. Cuando decían esto, a mí me daba la sensación de que se les hacía parecer más aniñados. Diría que apenas sucedió una decena de veces, pero es que lo veía muy extraño teniendo en cuenta la madurez del resto del texto.

Y por si alguien acaba con ganas de más, tengo que decir que hay una continuación.

Secuela: "After the rain". Actualmente (noviembre de 2017), solo está en inglés en versión digital y cuenta con un total de 102 páginas.

Para mí, el cierre de "Cada vez que llueve" es absolutamente autoconclusivo, pero se ve que Lisa De Jong quiso ampliar un poco más la historia.

Como consejo, os digo que no penséis que por la portada de "After the rain" se puede intuir que sucedió en el otro libro, porque ya os digo que no es así.

Quiero leerlo en el futuro, pero ahora mismo no sería imparcial.... Os dejo su ficha en Amazon.es aquí.


Valoración del libro: 8/10 "Una historia que no te deja indiferente y que cuenta con momentos tristes, alegres, románticos y sorpresivos. No es perfecta, pero la recomiendo sin dudar".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.