martes, 17 de abril de 2018

Los caminos del recuerdo, Robert James Waller

TÍTULO: LOS CAMINOS DEL RECUERDO
(Regreso a Los puentes de Madison County)
TÍTULO ORIGINAL: A THOUSAND COUNTRY ROADS
AUTOR: ROBERT JAMES WALLER



Desde la publicación de Los puentes de Madison County, Robert James Waller comenzó a recibir una profusa cantidad de cartas de lectores interesados por saber más sobre el destino de Robert Kincaid y Francesca Johnson. 

¿Qué sucedió con ambos tras aquel breve encuentro en el verano del sesenta y cinco? 

Para el escritor, y tras largos años de reflexiones, había llegado finalmente el momento de contar el resto de la historia de estos dos seres unidos en la insoslayable distancia.






OPINIÓN PERSONAL

Hay segundas partes que son innecesarias y creo que ésta es una de ellas. En todo caso, debo aclarar que este libro no es exactamente una continuación de "Los puentes de Madison" (reseña aquí), sino que más bien es un complemento.

Para explicarme mejor, inevitablemente tendré que dar spoilers de "Los puentes de Madison", así que si no habéis leído ese libro o visto su adaptación cinematográfica, os advierto que en esta entrada voy a mencionar detalles importantes de la historia.

En "Los puentes de Madison" se expuso al completo el fugaz romance que vivieron Francesca y Robert: vimos cómo él aparecía de improviso en su vida, cómo se enamoraron en pocos días y cómo tuvieron que separarse rápidamente porque Francesca no se veía capaz de abandonar a su marido y a sus hijos. Aunque no estuvieron mucho tiempo juntos, quedaba claro que el amor que habían sentido les dejó una huella imborrable y que no pudieron olvidarse el uno al otro. Al final se supo que ambos habían muerto sin volver a verse y que sus cenizas fueron esparcidas en el mismo sitio.

Pues bien, esta novela se centra en contarnos una pequeña parte de lo que sucedió desde que se separaron hasta que murieron.

Al principio hay una nota del autor explicando sus motivos para escribir esta obra, y la verdad es que las razones expuestas me parecieron convincentes. Además, reconozco que me interesaba conocer con más detalle a Robert y a Francesca, ya que en "Los puentes de Madison" no se profundizó demasiado en ellos.

Tras esa nota, da comienzo lo que es la historia en sí y me sorprendió ver que se situaba 16 años después del romance de Robert y Francesca.

Yo creía que iba a narrar los momentos inmediatamente posteriores a la separación y la manera en que ambos tuvieron que afrontar los primeros días o años de distanciamiento, pero no, lo que se cuenta es lo que sucede en los meses previos a la muerte de Robert.

En "Los puentes de Madison" a Francesca se le comunica en enero de 1982 que Robert murió, y "Los caminos del recuerdo" comienza en noviembre de 1981, así que con esto podéis comprobar que el libro abarca un periodo de tiempo muy corto.

Os puedo asegurar que esto no me hubiera importado si no fuera porque, en verdad, lo de Francesca y Robert está en un segundo plano.

Hay partes centradas en Francesca, pero calculo que apenas suponen un 10-20% de la novela. Lo más importante parece ser conocer el pasado de Robert y analizar un secreto que ni él conocía.

Robert piensa en Francesca y en lo que podría haber sido, pero de un modo algo frío. Aunque su relación tuvo una parte física importante, considero que también tuvieron una conexión emocional, así que me irritó un poco que lo que lo que ambos más recordaran fueran detalles físicos, modos de tocarse, etc. No se expresa nada de una manera vulgar, pero a mí sencillamente no me encajaba y eso provocaba que en ocasiones los protagonistas me parecieran unos completos desconocidos. Que conste que es una percepción mía, tal vez otros lectores estén satisfechos y no tengan queja.

Como dije, Robert es el protagonista principal y saber más de él no está mal, pero no vi la necesidad de contar lo que aquí se cuenta. Robert tuvo un pasado antes de Francesca, algo obvio y totalmente normal, lo mismo que ella tuvo una vida antes de él, pero no comprendo para qué destacar en la sinopsis y en la nota del autor que esto es prácticamente un regalo para los fans de "Los puentes de Madison" y luego contar una historia que casi no tiene relación.

Robert, un romance de su juventud y un hombre llamado Carlisle McMillan son los pilares de esta novela.

Os diría más, pero el libro tiene 233 páginas y adentrarme más en el tema sería un spoiler.

Lo que os puedo decir es que se me aburrí en varias ocasiones. Primero no entendía quién era Carlisle McMillan, cuando ya lo supe, me sentí confusa respecto al propósito de la novela, luego, al tener todo claro, la lectura me resultó un poco más entretenida, pero al acabar, tuve la impresión de que esta historia era prescindible.


El autor escribe de un modo que inspira cierta nostalgia, nostalgia por el pasado, por lo que podría haber sido, por las decisiones que fueron tomadas pensando en lo correcto y no en la felicidad, por los tiempos mejores... Lo malo es la falta de interés que tienen los sucesos que cuenta y lo surrealista que son determinadas situaciones. Lo que sucede en el desenlace es total y absolutamente increíble, yo creo que en la vida hay coincidencias que pueden ser asombrosas, pero lo que pasa es demasiado llamativo y es el colmo de la buena suerte.

Para mí, lo mejor fueron los instantes en los que se describía la añoranza que tanto Robert como Francesca sentían y algunas reflexiones que Robert hizo sobre el pasado y sobre el legado que cada persona deja.

De resto, es una novela que considero que no está enfocada del modo que parecía prometer y cuesta engancharse a ella. Nunca llega a convertirse en una lectura memorable, pero al menos es más entretenida a medida que va avanzando.

No me desagrada el estilo de escritura del autor, pero considero que esta historia "vendía" algo que no dio. Aún así, si "Los puentes de Madison" os gustó mucho, no perdéis nada por descubrir vosotros mismos si esta novela os gusta o no, ya que no es muy larga y tampoco es que sea un tostón.

Valoración del libro: 5,5/10 "No os voy a engañar, creo que esta novela deja lo ocurrido en "Los puentes de Madison" en un segundo plano y se centra principalmente en otro suceso relevante de la vida de Robert que ni él conocía. La lectura va siendo más entretenida a medida que avanza, pero no era lo que yo esperaba".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

sábado, 14 de abril de 2018

Bruja oscura, Nora Roberts (Trilogía de los O'Dwyer #1)

TÍTULO: BRUJA OSCURA
TÍTULO ORIGINAL: DARK WITCH
TRILOGÍA DE LOS O´DWYER: 1º PARTE
AUTORA: NORA ROBERTS


Iona Sheehan visita por primera vez Irlanda, tierra de sus antepasados. En Estados Unidos ha dejado a unos padres distantes e indiferentes, sus amigos, su trabajo y el sueño de convertirse en jockey para dar salida profesional a su pasión por los caballos. Pero sobre todo ha dejado a su abuela, la persona que le ha contado tantas historias sobre sus antepasados, una saga de hechiceras que se remonta al siglo XIII, en los años en que vivió la Bruja Oscura.

Iona llega al condado de Mayo acompañada de ilusión, optimismo y el amuleto que le regaló su abuela al despedirse: un caballo de cobre. Allí se instala en un fascinante castillo, se reencuentra con sus primos lejanos, Branna y Connor O'Dwyer, y empieza a trabajar para Boyle McGrath, el atractivo propietario de los establos, quien le cuenta una antigua leyenda según la cual la hija menor de la Bruja Oscura hablaba con los caballos y aprendió a montar antes que a andar...

(Fuente: Me gusta leer Ficha completa aquí)

OPINIÓN PERSONAL

A pesar de lo que me gustan las historias de amor y de que Nora Roberts es una de las autoras de referencia en este género, tengo ciertas reticencias con sus libros porque el primero que leí suyo, "Rosas sin espinas" (reseña aquí),  me decepcionó. Luego leí "Destinos de pasión" (reseña aquí) y me gustó más, así que decidí darle una tercera oportunidad. En 2017, la Revista Mía ofreció en España diversos libros de Nora Roberts a muy buen precio y me animé a coger varios, entre ellos, la Trilogía de los O´Dwyer. Y sí, ya sé que puede sonar raro que sin ser gran fan de la autora quisiera adquirir varias obras suyas, pero las sinopsis me encandilaron y la oferta resultaba irresistible. En todo caso, me alegra poder decir que "Bruja oscura" me ha gustado mucho, así que por una vez y sin que sirva de precedente, mi intuición no se equivocó. 

El comienzo me sorprendió, ya que nos sitúa en el invierno de 1263, concretamente en un bosque en el cual vive Sorcha, la bruja oscura, junto a sus 3 hijos pequeños. Durante las primeras 50 páginas la conocemos a ella y vemos que tiene diversos poderes que sirvan para ayudar a los demás y para protegerse, pues Sorcha vive amenazada por Cabhan, un hechicero/ demonio/ pesado insoportable/ desgraciado que intenta que ella se entregue a él para concebir un hijo que sea el ser más poderoso que el mundo haya visto nunca. Sorcha trata de defenderse, pero Cabhan es muy poderoso y hace algo que le rompe el corazón a Sorcha, motivo por el cual serán sus descendientes los que deberán acabar con Cabhan y su maldad sin fin... No os lo voy a negar, me fascinó esta parte inicial y sentí que se transmitía muy bien la amenaza que se cernía sobre Sorcha y su familia. Además, está muy bien explicado el papel que deberán tener sus descendientes y la unión que éstos tendrán con ciertos animales, animales que serán su apoyo y con los que tendrán una conexión inexplicable para el resto de la gente. 

Tras esta introducción, saltamos al 2013, momento en el cual una chica llama Iona se traslada desde Estados Unidos a Irlanda para conocer a Branna y a Connor, unos primos con los que no ha tenido contacto y que parecen ser claves para comprobar si la leyenda que le ha contado su abuela sobre la Bruja Oscura es cierta. 

Iona me resultó simpática en esos primeros instantes, ya que parece que se siente perdida y que ha decidido arriesgarse y abandonar todo lo que conocía para intentar encontrarle un sentido a su vida. 

La única pega que pongo es que es un poco surrealista el modo en el que se introduce en la vida de Branna y Connor O´Dwyer. Por mucha leyenda, profecía o lo que sea, me costó creerme la facilidad con la que ellos le abrieron las puertas de su vida de par en par. Enseguida le ofrecen vivir con ellos, le buscan un trabajo y son super amigables. ¿Dónde hay que firmar para tener unos primos así?. Aunque haya que enfrentarse a alguien como Cabhan, yo me apunto. 

A lo largo de todo el libro, Iona deberá descubrir qué poderes tiene y si es capaz o no de manejarlos. Al mismo tiempo, se conoce un poco más a Branna y a Connor, pero solo vemos pinceladas de sus vidas, pues ellos serán los protagonistas de las otras dos partes de la trilogía. Y no hay que olvidarse de Cabhan, un villano interesante que a pesar de no salir mucho, logra estar siempre presente por el temor que les inspira a Iona y a los demás. Sabe jugar bien sus cartas y sus apariciones son bastante imprevisibles, algo que se agradece. Relacionado con él hay un personaje, Fin, y podría decirse que acabó siendo mi favorito. Fin parece una cosa, luego es otra, pero está rodeado de cierto misterio que atrapa, aunque él no es el protagonista masculino de este libro, sino que es Boyle. 

Boyle es el jefe de Iona y no es un hombre de muchas palabras (literalmente). Habla lo justo y no le vendría mal no ser tan hosco en ciertos instantes, aunque reconozco que durante casi toda la novela me gustó la atracción tan fuerte que tiene con Iona. Ciertas escenas entre ellos lograron arrancarme un suspiro por la pasión contenida que había en el ambiente. Lo malo, y esto es un fallo de Nora Roberts, es que es absolutamente previsible cómo sucede todo entre ambos y hubiera agradecido alguna sorpresa. A nivel de atracción física, les doy un 10, pero la conexión emocional es bastante mejorable. No vi una gran complicidad ni confianza mutua, lo que es una auténtica pena, pues Boyle no es solo importante en la parte de romance de la novela, sino que también es relevante en la lucha contra Cabhan. Cuando la historia empieza a decaer el final, el carisma de los personajes secundarios es fundamental para intentar sobrellevar mejor el sopor que transmiten Boyle e Iona. 

Como dije, Iona me agradó mucho al principio, pero luego había ciertos detalles que hacían que su personaje no me convenciera del todo. En ocasiones parecía una niña jugando a ser bruja, luego demostraba ser una luchadora, y posteriormente volvía a transmitir una ingenuidad y simpleza que me impedían ver su evolución. No la odié ni llegó a caerme mal, dejémoslo en que me confundía su carácter variable. 

Lo que sí me encantaba era su conexión y su amor por los caballos. Ella les puede comprender de un  modo especial y eso será un punto a su favor en la lucha contra Cabhan. 


El desenlace es la parte más floja, vi apresuradas ciertas acciones y se resume mucho un gran suceso. Claramente, no es un cierre definitivo, pues la historia continúa en "Hechizo en la niebla" y en "Legado mágico". Los leeré en las próximas semanas y añadiré aquí los enlaces a las reseñas.

A pesar de los puntos débiles de "Bruja oscura", os animaría a darle una oportunidad si queréis disfrutar de una historia que mezcla bien acción, romance y magia. En términos generales, me fue muy fácil avanzar en la lectura y todos los personajes me resultaron interesantes, unos más que otros, pero el caso es que no había ninguno que fuera un florero. Además, que todo suceda en Irlanda es otro punto a favor, yo estaba encandilada por cómo se describía el entorno y esa belleza que parecen tener sus parajes naturales. 

Valoración del libro: 7,5/10 "Con un comienzo que logra atrapar de manera inmediata, la historia de la Bruja Oscura y sus descendientes logra generar intriga en casi todo momento. Hay algunos altibajos, pero el interés que suscitan todos los personajes ayuda a que la lectura no llegue a decaer de un modo excesivamente llamativo. Con una buena combinación de misterio, acción y romance, esta primera parte de la trilogía de los O´Dwyer deja con ganas de leer los otros libros".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

martes, 10 de abril de 2018

Diez negritos, Agatha Christie

TÍTULO: DIEZ NEGRITOS (novela y versión teatral)
TÍTULO ORIGINAL: TEN LITTLE NIGGERS

AUTORA: AGATHA CHRISTIE


Diez personas reciben sendas cartas firmadas por un desconocido que les invita a pasar unos días en su mansión de la costa de Devon. 

En la primera noche, después de la cena, una voz les acusa a todos y cada uno de su pasado culpable.





OPINIÓN PERSONAL

Dentro de poco, voy a tener que inaugurar una sección titulada "Libros que leo por recomendación de Laura (administradora de Paseando entre páginas)". Hace un tiempo leí otra obra de Agatha Christie, "Asesinato en el Orient Express" (reseña aquí), y me sorprendió su final, pero la historia en sí no me dejó demasiada huella. Aún así, Laura nos insistió a Patt (administradora de Devoim), a Carme (administradora de A la luz de las velas) y a mí para que leyéramos "Diez negritos" y terminamos cediendo. Os puedo asegurar que a todas nos gustó, pero diría que fui la que menos entusiasmo sintió, aunque agradezco haberle dado una oportunidad a esta lectura.

Primera sorpresa que me llevé: había dos versiones de la historia. Yo tenía en casa un ejemplar de "Diez negritos", pero tengo que ser sincera, nunca me había esmerado en abrirlo ni en echarle un vistazo. El libro era de otro miembro de mi familia y llevaba desde tiempos inmemoriales en la estantería, así que cuando lo abrí, me quedé en shock al ver que era una obra de teatro. Laura había hablado de una novela (su reseña aquí), así que... ¿por qué lo que yo tenía no era eso?. Investigué y descubrí que la propia Agatha Christie decidió escribir esta versión cuando le propusieron adaptar su obra al teatro. Además, me enteré de que la versión teatral y la novela tenían finales diferentes, por lo que me animé y, aprovechado que en la biblioteca tenían la novela, leí ambas versiones.

A nivel general, disfruté más con la versión teatral, era mucho más amena de leer y me pareció que el desenlace tenía más sentido en algunos aspectos. Más adelante detallaré las principales diferencias entre ambas versiones, pero os puedo adelantar que la más relevante es la del final.

"Diez negritos" nos plantea una historia que resulta intrigante desde sus inicios. Ocho personas que no se conocen de nada se dirigen a una casa situada en la Isla del Negro. Parece ser que todos han sido invitados por los señores Owen, los dueños de la propiedad, pero pronto descubriremos que ni ellos mismos tienen claro los motivos por los que les han ofrecido ir allí. Cuando llegan, son recibidos un matrimonio que se encargará de serviles y que les comunica que los Owen no llegarán hasta el día siguiente, pero que hasta entonces, deben intentar disfrutar de su estancia en la casa. A las pocas horas, su viaje se convierte en pesadilla al escuchar una grabación que les culpa a los 10 de haber cometido diversos tipos de crímenes.

Con una premisa así, es imposible que la mayoría de lectores no queden atrapados en la novela desde las primeras páginas, ya que es inevitable ir preguntándose por qué han convocado a esos personas en concreto, quién les ha hecho ir allí realmente, qué les va a suceder y si hay alguien entre ellos que finge ser quien no es. Y la curiosidad aumenta cuando uno de ellos muere y parece que los demás tienen muchas probabilidades de acabar igual.

El comienzo, a pesar de ser intrigante, se hace un poco lento en la novela. Los personajes son presentados de manera individual, mostrando las razones por las que cada uno va a la isla del negro y dejándonos ya entrever rasgos de sus personalidades, pero resulta ligeramente pesado. Además, es probable que ahí cueste quedarse con quién es quién. Yo leí primero la versión teatral y eso hizo que ya les conociera y no me confundiera. En la versión teatral eran presentados con más fluidez y sentí que era más fácil quedarse con sus nombres y con sus características principales.

Lo mejor empieza una vez ya están en la casa y se dan cuenta de que algo raro sucede y que encima no pueden escapar porque la isla está incomunicada. Yo no podía parar de leer y sospechaba de absolutamente todos los personajes, es más, incluso llegué a dudar de lo que aparentemente estaba confirmado, pero reconozco que Agatha Christie logró sorprenderme y echar por tierra mis teorías.

El título del libro está relacionado con lo que le sucede a los personajes, pues en la casa hay 10 figuritas de diez negritos y una canción sobre ellos que parece ir prediciendo lo que va a ir pasándoles a todos.

A pesar de estar enganchada a la lectura, no me cuadró la actitud de los personajes. Cuando ya saben que sus vidas están amenazadas, no me encaja que se estén preocupando por comer todo el rato, que tengan ciertos gestos de confianza unos con otros y que ignoren la canción. Será que yo soy muy desconfiada, pero si estuviera en su situación no me comería ni media galleta que me dé otro ni haría nada que sepa con antelación que puede significar mi muerte. Me faltó ver más nerviosismo entre los personajes, más desconfianza y más momentos de tensión. A veces se ponían a debatir como si estuvieran hablando de cosas insustanciales y no del hecho de que les habían hecho ir allí con oscuras intenciones.

El tramo final es la parte más trepidante, se nota que la historia está llegando a su punto cumbre y que el misterio principal va a ser resuelto. Los que todavía están vivos en esos instantes muestran auténtico miedo ante lo que pueda pasarles y se transmite bien el agobio por estar aislados. Sin duda, que los personajes estén en una isla y no cuenten con medios para contactar con el exterior es lo más original.

En la novela hay un epílogo que es el que resuelve todas las dudas y no está nada mal. ¿Adiviné quién era el culpable (o culpables)? No. Me cogió totalmente fuera de juego. ¿Lo vi creíble? Sí, pero en cierto modo reconozco que ayudó el hecho de que determinados personajes demostraran no tener demasiada inteligencia a la hora de tomar algunas decisiones. En la versión teatral se dan los descubrimientos de un modo más directo, me encantaría explicarlo, pero eso sería dar spoilers. Lo que sí os puedo decir es que me agradó más.

¿Os recomendaría darle una oportunidad a "Diez negritos"?. , ambas versiones tienen poco menos de 200 páginas y la narración no es excesivamente descriptiva, así que es una lectura de ésas que podéis acabar en pocas horas. Y la historia es buena, puede que mejorable en ciertos aspectos, pero considero que no es una pérdida de tiempo.

A continuación, os mencionará las diferencias entre ambas versiones por si os interesa conocerlas. Tal vez hayáis leído una versión y os interese saber lo que pasa en la otra.

DIFERENCIAS ENTRE LA NOVELA Y SU VERSIÓN TEATRAL

TEXTO CON SPOILERS

- El inicio.- En la versión teatral, la acción comienza en la sala de estar de la casa de la Isla del Negro. El señor y la señora Rogers están esperando la llegada de los invitados y se va viendo cómo poco a poco cada uno va entrando en la casa y se va presentando. Vera y Lombard son los primeros en llegar y Rogers se encarga de comunicarles que los señores Owen no llegarán hasta el día siguiente, así que ellos se lo van repitiendo a los que van llegando. En la novela vamos conociendo a los personajes antes de llegar a la casa de la Isla del Negro. La mayoría van en el tren y van reflexionando sobre los motivos por los que acudirán a la reunión. Posteriormente, les recogen y les llevan en taxi hasta el punto en el que se deben embarcar para llegar a la casa. Vera y Lombard no llegan por separado y no hay que ir contándoles uno a uno que los Owen no están allí. 

Versión que prefiero: la teatral. Creo que sabe dosificar más la información que se da sobre cada personaje y no satura, además, me quedé a la primera con sus nombres y eso no es habitual cuando a mí me presentan tantos personajes en tan pocas páginas. En la novela, esas páginas introductorias son aburridas y no verles interactuar resulta pesado. 

- La canción de los "Diez negritos".-  En la novela se muestra en el 2º capítulo, mientras que en la versión teatral viene justo al principio. 

** Aclaración: Carme leyó la novela y me ha comentado que a ella la canción le aparecía al principio. Así que dependerá de la edición.

Los traductores de las dos ediciones son diferentes, pero en esencia, casi todas las estrofas son iguales en ambas versiones. Digo "casi" porque la penúltima es totalmente diferente:

Novela:
Dos negritos estaban sentados en el sol.
Uno de ellos se quemó y quedó:
uno

Versión teatral: 
Dos negritos 
en una discusión 
tanto discutieron 
que sólo uno quedó.

En la novela se dice que la canción está colocada enmarcada en todas las habitaciones. En la versión teatral está junto a los diez negritos de porcelana. 

- John Gordon.- El personaje se apellida Macarthur en la novela y McKenzie en la versión teatral

- Cinta acusatoria.- En la novela, la grabación dice los nombres de los invitados, la persona cuya muerte provocaron y la fecha en la que eso sucedió. En la versión teatral no se mencionan fechas. En el caso de Vera, hay un cambio en el nombre de la persona cuya muerte causó: en la novela es Cyril Oglive Hamilton y en la versión teatral es Peter Ogilvie Hamilton.

Además, en la novela, Rogers menciona que el señor Owen dejó la orden de que pusiera la cinta en el gramófono y que el disco estaba titulado "Canción del cisne". En la versión teatral se habla de "cintas". De hecho, dice que tenía que empezar por ésa, dando a entender que habían más, pero nunca se vuelven a mencionar. En lo que sí coinciden ambas versiones es en lo del título, aunque por la traducción, en mi versión teatral se llama "El canto del cisne". 

- Ulik Norman Owen y Una Nancy OwenEn la novela se menciona que, con un poco de imaginación y fantasía, las iniciales de ambos nombres, U.N.O, puede reconstruir la palabra "Unknown" (desconocido). En la versión teatral no se menciona esto.

- Miss Brent y su criada.- Tanto en la novela como en la versión teatral, el caso de la chica era el mismo, quedó embarazada, Miss Brent la despidió y ella se suicidó. Pero me llamó la atención que, en la novela, Miss Brent no habla de cómo fue el despido ni nada, pero en la versión teatral, ella cuenta cómo fue la conversación y la manera en que le recalcó que el niño era hijo del pecado y que ella misma se sentía manchada por la inmoralidad de la chica. Es decir, en la versión teatral se ve mejor la crueldad de Miss Brent y lo que de verdad hizo que su criada se matara. 

Esto me resultó llamativo, es decir, pensé que en la novela, al dar más detalles, me haría sentir más, pero la versión teatral consiguió transmitirme mejor la personalidad de cada personaje a pesar de no conocer sus pensamientos y de guiarme solo por diálogos. 

- Muerte de Mackenzie/ Macarthur: En la versión teatral, él está sentado en el exterior y le apuñalan por la espalda. En la novela se dice que fue golpeado por un salvavidas o algo parecido en la cabeza. 

Personalmente, la versión teatral me resulta más impactante, ya que la otra me hace pensar en que el ataque tendría que haber generado más ruido y haber alertado a los demás

- Muerte de Miss Brent.- En ambas versiones muere de la misma forma, pero en la novela, para darle significado a la canción, Emily ve una abeja en la ventaja justo antes de la que pinchen y luego la ven los demás. En la versión teatral nadie ve ninguna abeja. Además, en la versión teatral encuentran la jeringuilla a su lado, pero en la novela no saben donde está dicha jeringuilla y Armstrong dice que él tenía una, pero ha desaparecido. 

- Muerte de Blore.- En la versión teatral, él está con Vera y Lombard dentro de la casa cuando, de repente, parece oír el motor de un barco, así que corre hacia el mirador y se tropieza con un alambre que está puesto a propósito para que luego le caiga encima un oso de bronce que anteriormente estaba en el descansillo. En la novela están los tres en el exterior de la casa, pero Blore quiere comer y decide volver solo. Vera y Lombard escuchan un grito y vuelven ellos también. Una vez allí, encuentran a Blore tirado en la terraza y ven que le ha caído encima un reloj de mármol que estaba en el cuarto de Vera. 

A mí es que el empeño por comer y el querer ir solo a una casa con un posible asesino suelto no me convence, así que me gusta más la versión teatral. 

- Pelea entre Lombard y Vera.- En ambas versiones, los dos se pelean porque comienzan a acusarse mutuamente de todo lo que ha pasado. En la novela, Vera le dispara a Lombard y le mata. En la versión teatral, Vera también dispara a Lombard, pero él no muere.

- Descubrimiento de que Wargrave es el culpable.- En la versión teatral, tras disparar a Lombard, Vera queda en shock al ver cómo aparece ante ella el juez Wargrave. Él le confiesa ser el responsable de todo lo sucedido e intenta acabar con ella también. Es entonces cuando se descubre que Lombard está vivo y es él quien dispara a Wargrave y salva a Vera. En la novela, Vera se encuentra en tal estado de nervios tras matar a Lombard que no puede más y se acaba ahorcando. No se descubre que el culpable es Wargrave hasta el epílogo, momento en el cual leemos una confesión que él tiró al mar en una botella. Ahí también conocemos que Wargrave lo preparó todo para morir en la casa y que la policía no sabe que él es el culpable, sino que parece una víctima más. 

A mí el enfrentamiento final entre dos supervivientes y culpable me gustó más que el hecho de que el culpable lo narre todo en el epílogo. En la novela, no es que Vera me pareciera una persona increíblemente estable emocionalmente, pero tampoco me encaja que fuera a suicidarse cuando ella creía que ya había terminado todo. 

- Inocencia/ culpabilidad de Vera y de Lombard.- En la versión teatral, Vera y Lombard dejan claro que son inocentes de los crímenes de los que fueron responsabilizados en la cinta. Ella no mató al niño al que cuidaba, sino que el tío del niño lo preparó todo para así quedarse con la fortuna familiar. Vera intentó salvarlo, pero no pudo. En la novela, Vera es culpable, el tío del niño supo lo que ella había hecho y se alejó decidió dejarla, pero él no tuvo nada que ver en la muerte de su sobrino. En la versión teatral, Lombard cuenta que no dejó morir a nadie en África, sino que arriesgó su vida para salvar a un grupo de personas y que falló. En la novela, Lombard sí que les dejó morir a conciencia. 

Claramente, la versión teatral quiso que los dos supervivientes no fueran malas personas y me gustó por el hecho de que eso demostró que ni el asesino era perfecto y que había fallado a la hora de reunir a sus victimas


---------- FIN DE SPOILERS ----------

Adaptaciones

Existen diversas películas basadas en la novela que podéis ver en este listado de Wikipedia. Personalmente, tengo interés en ver la adaptación más reciente, realizada por la BBC y que es una miniserie de tres episodios. En teoría, pronto se podrá ver en España a través del canal Nova (su ficha en la web del canal aquí).

Valoración de la novela: 6,5/10 "Con un inicio al que le falta fluidez, es una historia que luego mejora y logra mantener la atención del lector en todo momento. Tiene aspectos mejorables, pero resulta una lectura entretenida y sorprende en su desenlace".

Valoración de la versión teatral: 7,5/10 "Con un comienzo que te mete de lleno en la historia rápidamente, es una lectura en la que se avanza con facilidad por su formato y por la agilidad con la que va sucediendo todo. Resulta impactante cómo se resuelve el misterio al final"

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.